Skip to main content

La importancia de la investigación científica vs la roya del cafeto

sc_tim1

Por: Mara Magaña Jaimes

La enfermedad de las plantas del café conocida como roya de la hoja del cafeto es una de las plagas que genera  más pérdidas económicas en el mundo. Sin embargo, pese a ser un problema de gran importancia, no existe investigación científica al respecto en la gran mayoría de países productores.

Tim Schilling, fundador y jefe ejecutivo del World Coffee Research, presentó “La roya nunca duerme”, un informe actualizado y con base en datos verificables sobre las causas, dimensiones y posibles soluciones a este problema. A manera de ilustración, mencionó seis hechos que desencadenaron lo que él denomina “la tormenta perfecta”, es decir, el escenario idóneo para la propagación de la roya.

El primer factor se relaciona con el alto porcentaje de variedades de plantas de café no resistentes a la roya en Latinoamérica, que oscila entre un 50 y un 80%. Las variedades resistentes son aquellas conocidas como híbridos de Timor. No obstante, el segundo factor es el hecho de que en los últimos años estas variedades han comenzado a perder dicha resistencia. El híbrido de Timor es producto de la cruza natural de una C.arabica y una C. canephora  y el origen, tras varios experimentos en los años cincuentas, de lo que conocemos como Catimores y Sarchimores. Sin embargo, desde entonces y hasta ahora, el hongo ha mutado y se ha generado un efecto dominó en el que se espera que todos los híbridos de Timor pierdan su resistencia en los próximos 10 años.

Esto se relaciona de manera directa con el tercer hecho: la falta de inversión en investigación científica. En particular, con que el Centro de Investigación de la Roya de la Hoja de Cafeto (CIFC, por sus siglas en portugués) perdió hace 5 años su financiamiento. Y a su vez, esto se conecta con el cuarto hecho, la crisis de precios por la que atraviesa la industria, pues ésta no permite que existan recursos para invertir en estos programas.

Asimismo, la crisis de precios también favorece la propagación de la roya, puesto que un bajo rendimiento acarrea un pobre manejo de finca y esto a su vez aumenta la vulnerabilidad de las plantas. El quinto factor lo constituye el cambio climático y el sexto las situaciones extremas en las que viven los campesinos.

sc_tim2

Tim Schilling. Sintercafé 2018 | Fotografía: Juan José Sánchez

Seis problemas interrelacionados y críticos a los que no se ha prestado atención en los últimos años demandan soluciones integrales que vayan más allá de la mera modificación genética. “No puede ganarse la batalla únicamente mediante la genética, tendremos que aprender a vivir con la roya y minimizar su impacto”.

Como parte de las soluciones en las que ya se ha comenzado a trabajar se encuentra la creación de una base de datos por parte del Word Coffee Research en colaboración con otros 28 organismos, incluido el departamento de agricultura de Estados Unidos, con el propósito de reunir información que ayudará a entender mejor el problema y a desarrollar situaciones estratégicas.

Otro avance ante este problema ha sido la experimentación genética, la que ha permitido acelerar el proceso de cruzamiento. El control biológico de la roya ha comenzado a tener éxito y se ha encontrado que es posible controlar la roya con sus propios enemigos naturales. Se han descubierto 8 microparásitos que se alimentan del hongo de la roya y 4 que actúan como protectores que repelen su presencia. Además, también existen ciertos avances en investigación molecular de alta tecnología que nos permiten conocer mejor esta enfermedad de las plantas y a entender sus mutaciones, la secuencia de su genoma y las distintas fases de su ciclo de vida.

Sin embargo, existen también soluciones más simples, pues ciertas investigaciones revelan que la buena fertilización de la tierra reduce de manera significativa las lesiones causadas por roya y la necesidad de utilizar fungicidas.

No obstante, pese a los avances relacionados con el combate a la roya, el verdadero problema reside en que los pequeños campesinos, los más afectados por la propagación de la roya, muy difícilmente pueden implementar estas medidas. “Debemos trabajar junto con la industria del café, los institutos de investigación sobre el café nacionales e instituciones de alta tecnología para combatir esta enfermedad. Este esfuerzo requiere de coordinación y financiamiento para poder entregar los resultados que los productores necesitan para generar ganancias. El tiempo se está agotando”.


Timothy Schilling es el fundador y Director Ejecutivo de World Coffee Research, la primera organización mundial de investigación y desarrollo en agricultura de café. Experto científico y desarrollador, el Dr Schilling ha ofrecido resultados tangibles y pragmáticos para reforzar el objetivo de la industria del café de asegurar la producción de café de alta calidad de forma sostenible a largo plazo. La organización sin fines de lucro ha crecido teniendo ya oficinas en Francia, Estados Unidos y El Salvador, donde WCR también tiene su propia finca de investigación.

Mara Magaña es licenciada en filosofía y traductora. Ha trabajado traduciendo y coordinando diversos trabajos relacionados con el café de especialidad. Contáctala en contacto@paideia-lenguaje.com.

(Esta historia apareció originalmente en Revista Roast en línea. Revista Roast México: revista técnica bimestral dedicada al éxito y crecimiento de la industria de cafés especiales, con un diseño y una editorial galardonadas con más de 20 premios.)

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *