Skip to main content

El gigante de la industria de filtros de café Melitta, fabrica millones de cubrebocas

Melitta cubrebocas

Melitta adaptó sus fábricas para producir cubrebocas en forma de filtro para café, con diferentes materiales no tejidos. Imagen cortesía de Grupo Melitta.

La emblemática productora de filtros para café, Melitta, comenzó a producir cubrebocas en su fábrica ubicada en Minden, Alemania.

El Grupo Melitta afirmó haber producido el primer millón de cubrebocas la semana pasada y la producción podría llegar a un millón de cubrebocas por día “en un futuro cercano”, siempre y cuando el material y la demanda alcancen.

“Con nuestra capacidad, podemos manufacturar grandes cantidades de cubrebocas en un corto periodo de tiempo —comentó Jero Bentz, miembro de la gerencia corporativa del Grupo Melitta en un comunicado de la compañía el 9 de Abril—. Durante décadas, nuestra compañía se ha especializado en el desarrollo y producción de materiales para filtrar tales como filtros de café, bolsas para aspiradoras, entre otros papeles industriales especializados como papel tapiz no tejido y materia prima para filtros de aire —incluyendo materiales para el sector médico”.

Los filtros de café se han convertido en un material improvisado muy popular para agregar una capa extra a los cubrebocas caseros para prevenir el contagio de COVID-19, pese a que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) no han proporcionadon ninguna guía específica para el uso de filtros de café.

Durante las primeras semanas de este mes Grupo Melitta exhortó a no usar sus filtros de café como cubrebocas, ya que son muy porosos para proteger contra la propagación del nuevo coronavirus COVID-19.

Sin embargo, durante esta semana, la compañía declaró haber comenzado la producción de cubrebocas en forma de cono como el filtro clásico Melitta mediante la utilización de otros materiales de filtración más efectivos. Los cubrebocas están diseñados para cubrir nariz y boca, y cuentan con una correa ajustable tipo clip-on.

“El resultado es un cubrebocas con la forma de nuestros filtros para café, con una muy buena filtración, que permite respirar y se puede usar —afirmó la compañía—. Se trata de tres capas no tejidas con una capa fundida que cumple con los estándares de una mascarilla quirúrgica según la EN14683 con una eficiencia de filtración bacterial (BFE por sus siglas en inglés) mayor a  95%. En la primera etapa, estos cubrebocas se sujetarán mediante una banda elástica o un clip. Se planea seguir desarrollando y mejorando los cubrebocas en las próximas etapas, la producción de los cubrebocas de FPP2 y FFP3 también continúa desarrollándose”.

Melitta está distribuyendo su primera producción masiva de cubrebocas a sus trabajadores y al mismo tiempo está donando 1 millón de cubrebocas a centros de salud con ayuda del gobierno. La compañía declaró que están trabajando en convertir otras fábricas ubicadas en Estados Unidos y Brasil en productores y distribuidores masivos de cubrebocas.

“Estamos convencidos de que, en términos de calidad y cantidad, junto con una rápida accesibilidad podemos hacer una contribución importante para la salud de las personas y para mitigar las limitaciones que ha causado la pandemia del corona”, aclaró Bentz.


Esta nota fue publicada originalmente en inglés. Ha sido traducida por Revista Roast.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *